Según Ofi Invest AM, el precio de los metales para la transición energética seguirá subiendo incluso en futuras fases de recesión económica

por | 17 Ene 2023

Un Comité de Expertos en metales para la transición energética  reunidos por la gestora francesa Ofi Invest AM, quinta gestora de activos en Francia con 165 Bn € en AUM, estima que la demanda de dichos metales continuará  aumentando tanto en el corto como el largo plazo, lo que impulsará su precio incluso en  fases de recesión económica. Metales como la plata, el platino, el litio, el niquel, el  cobre, el cobalto, la bauxita, o el zinc, entre otros.  

Es la conclusion principal de la reunion anual del Energy Strategic Metals Investment  Committee, a la que asistieron expertos del IFPEN (French Institute of Petroleum and  New Energies) y de Bank of America, además de los especialistas en materias primas  de la gestora.  

Consumo de metales creciente 

Según los expertos de este Comité, el consumo de materiales per cápita en el mundo  ha aumentado constantemente en las últimas décadas: 24 kg por persona y día en 1980,  34 kg en 2019, y se estiman 45 kg en 2060. Los 34 kg que consumía cada persona en  el mundo en 2019, se desglosaban de la siguiente forma: materiales no metálicos 16,2 kg (cemento, etc.), biomasa 9,3 kg, petróleo 6 kg, metales 3,5 kg. 

Por tanto, para satisfacer la demanda futura de metales per cápita, sería necesario  extraer hasta el año 2050 la misma cantidad de metales que ya se ha extraído desde el  principio de la historia, según estos expertos.  

El consumo de metales derivado de la implantación de tecnologías bajas en carbono, que se desarrollará de forma acelerada en los próximos años, es mucho mayor que con  la tecnología actual. Por ejemplo, hacen falta 20kg de cobre para construir un vehículo  térmico, 40kg en un vehículo híbrido, y 80kg en un vehículo eléctrico. Por lo cual, en  función del escenario de transición energética que se produzca, el consumo de metales  se tendrá que multiplicar por cuatro, o incluso por seis veces el actual. 

Además, el ritmo al que se desarrolla la transición energética es insuficiente. Las  inversiones en tecnologías con bajas emisiones de carbono alcanzaron 755.000  millones de dólares en 2022. Y para cumplir el objetivo “emisiones netas zero” en 2050  necesario para contener la subida de temperaturas a 1,5 grados centígrados a finales  de siglo, haría falta multiplicar por tres esta cantidad de inversiones.  

Problemas generados por la transición energética 

El mayor consumo de metales para satisfacer la demanda de la transición energética,  producirá una serie de desajustes, según los expertos del Comité reunido por Ofi Invest  AM. Desajustes relativos a los niveles de producción y reciclaje de metales, y al nivel  de uso del transporte de aquí a 2050. Y ello por los siguientes motivos:  

  • Mayores costes: La extracción de metales se hará más compleja, porque la  concentración será menor, se generarán más residuos, y se necesitará más  agua. Todo ello conllevará mayores costes para las compañías mineras. 
  • Mayores riesgos: Aumentarán los riesgos de toda clase, geológicos,  geopolíticos, económicos y ESG (medioambientales, sociales) asociados a la  producción de cualquier metal. Así como los riesgos relacionados con el  funcionamiento del mercado financiero asociado (estructura, liquidez, madurez  del mercado, etc.), y losrelacionados con cuestiones de soberanía, dependencia,  competencia, etc.  
  • Menores reservas a futuro: Será más difícil crear escenarios eficientes para una mayor producción de metales, dado que no es fácil prever cómo  evolucionarán factores como el calentamiento global, las necesidades de  movilidad, o la tecnología, entre otros. Por lo que será difícil calcular los recursos necesarios para satisfacer la demanda real que se genere hasta 2050. La  estimación actual es que el 90% del cobre y el 63% de a bauxita se habrán consumido en 2050, y tasas similares en cobalto, litio y níquel.  

Subida de los precios de los metales 

Este panorama, sin embargo, favorece la subida de los precios de los metales tanto en  el corto como el largo plazo. Porque la oferta para satisfacer la demanda vinculada a la  transición energética disminuirá, dado que el creciente consumo provocará la bajada de  las reservas. 

Y en 2023, a pesar del complejo escenario económico global, con una probable recesión  en las economías desarrolladas y emergentes, también crecerá el consumo de metales,  gracias a dos factores:  

  • Leve recuperación de la actividad en China, tras el fin de la «política de Covid  cero» a lo largo del primer semestre de 2023. El apoyo del gobierno a la  financiación del sector inmobiliario estabilizará la demanda, frenando su caída.  China representa alrededor del 50% de la demanda mundial de metales.
  • Incremento de la demanda en la descarbonización de la economía, tanto en  EEUU como Europa y China. En 2022, la caída de la demanda de cobre  vinculada a los sectores industrial y de la construcción en China se vio  compensada con creces por el aumento de la demanda de redes eléctricas y de  transición energética. Por ejemplo la red eléctrica de China crecerá un 50% hasta  2030, lo que generará un incremento entre el 1,5 y el 2% de la demanda adicional  de cobre cada año. 

Otros factores  

El Comité de Expertos en Metales para la Transición Energética reunido por Ofi Invest  AM explica que, además del aumento del consumo, existen factores adicionales que  impulsarán la demanda, y por tanto apoyarán la subida de precios de esta clase de  metales.  

  • En el sector de las baterías de automóvil, se acelerará el paso de la tecnología  de níquel, manganeso y cobalto (NMC) a las baterías de fosfato de hierro y  litio (LFP), sobre todo en Estados Unidos y después en Europa, para dejar de  depender de China. El litio puede extraerse y refinarse fácilmente en Estados  Unidos. Existe la posibilidad de que EE.UU. impida las importaciones de baterías  fabricadas en China o incluso de baterías que contengan metales extraídos o  refinados en China, por la nueva legislación que aumenta el proteccionismo. 
  • La demanda de plata de los fabricantes de automóviles aumentará de las  2.000 toneladas actuales a 4.000 toneladas anuales en los próximos 10 años, lo  que supone un salto del 12% al 24% anual. 
  • La sustitución del paladio por el platino continuará en 2023, con una tasa de  sustitución estimada del 10%, equivalente a la de 2022. 
  • Las capacidades de producción de aluminio seguirán siendo muy limitadas en 2023 y años posteriores. En Europa, la mitad de las capacidades de  producción se han cerrado en 2022 y los costes para reiniciarla son muy  elevados. No hay incentivos para reanudar la producción, ya que los precios de  la energía siguen siendo elevados en comparación con los precios del alumunio. La Comisión Europea estima que la crisis energética durará hasta 2025/26, y en  China la reducción de los límites en las emisiones supondrá un aumento de las  restricciones a la producción de aluminio y acero.  

Pérdida de importancia del oro 

Otra de las conclusiones de los expertos fue la pérdida de importancia del oro como  metal clave para la transición energética, porque su rol está tardando más de lo previsto  en materializarse. Existen varios proyectos de investigación que se basan en el uso del  oro, como la construcción de paneles solares, pero no se encuentran en fase industrial,  por lo que la subida de la demanda sólo sería visible dentro de varios años. 

Por ello, el 8% de cuota del oro en la cartera del fondo OFI Financial Investments  Energy Strategic Metals se eliminará, mientras que aumentará de modo proporcional  el peso de otros metales como la plata, el aluminio, el zinc y el platino. Estos metales  vieron caer bruscamente sus precios en 2022, por la reducción de la demanda china, y 

las expectativas de desaceleración económica en diversas regiones del mundo.  Subida de precios en cualquier entorno económico 

Dado que China parece encaminarse a un escenario de reducción significativa de las  restricciones sanitarias, junto al apoyo al sector inmobiliario, la demanda de metales  para la transición energética en 2023 podría incrementarse, ya que este país representa  el 50% de la demanda global de metales.  

Además, durante 2022 el mercado físico se mantuvo tenso, provocando inventarios  históricamente bajos en los metales mencionados. Una situación que se agravó con los  numerosos cierres de capacidad productiva, en particular de zinc y aluminio en Europa,  debidos a la crisis energética. Un contexto que ha restringido aún más la oferta, y podría  provocar un repunte significativo de los precios en 2023.  

En conclusión según los expertos reunidos por Ofi Invest AM, dado que las  necesidades vinculadas a la transición energética no hacen sino crecer, y que la  necesidad de acelerar la descarbonización de las economías es cada vez más evidente,  la demanda de metales vinculados a la transición energética debería seguir  aumentando. Por lo que la demanda de dichos metales será relativamente inelástica y  en constante aumento, incluso en etapas de ralentización económica. Todo ello,  favorecerá la subida de precios de estos metales sea cual sea la fase por la que  atraviese la economía.

Comparte en redes sociales

Únete a la comunidad Selinca (solo profesionales)

Si eres un inversor profesional y deseas estar informado de todas las novedades de Selinca y de las gestoras internacionales con las que trabajamos, regístrate en nuestra página web para recibir nuestra newsletter y poder acceder al contenido bloqueado.

Las iniciativas de Engagement individual y colectivo de OFI AM en 2021 lograron mejoras en las Best Practices ESG de 53 grandes empresas cotizadas.

La gestora francesa OFI AM, en su calidad de accionista  de grandes empresas que cotizan en Bolsa en Europa y fuera de Europa, a través de  los fondos de inversión que gestiona, desarrolló 63 iniciativas de Engagement (Compromiso) en 2021, que permitieron mejorar las...

Evli, una de las primeras gestoras nórdicas que trabaja para medir el nivel de pérdida de biodiversidad en los fondos

La gestora Evli Fund Management, con AUM de 14,5 Bn € a  cierre del 1S 22, es una de las primeras gestoras de activos nórdicas que trabajan para crear un  modelo de medición de la pérdida de biodiversidad de sus fondos. Evli se ha unido al TFND, Grupo  de Trabajo...

Aéma Groupe anuncia la creación de Ofi Invest, el 5º grupo francés de gestión de activos

Aéma Groupe, grupo líder en el sector de las mutuas de seguros, ha creado Ofi Invest  uniendo las actividades de Aviva Investors France, Aviva Investors Real Estate France,  Aéma REIM y el grupo Ofi. Con 195.000 millones de activos gestionados, Ofi Invest  ocupa el...

Regístrate para tener acceso

Para poder acceder a todos nuestros contenidos resulta necesario identificarse como contraparte elegible según los criterios de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España.

SELINCA AV

Somos una agencia de valores referente en la comercialización de fondos de terceros en España. Regístrate en nuestra página web y disfruta de todos nuestros contenidos. Si necesitas cualquier información adicional, por favor, contacta con nosotros por cualquiera de los medios disponibles.

C/ María Francisca 9 28002, Madrid, España
+34 915 560 056
Email: info@selinca.com